Ya atravesando los 3 meses de edad de tu bebé puedes encontrar que la práctica de llevarse sus juguetes, dedos y hasta las mantas a la boca se hacen más recurrentes. Es probable que esto se deba a la comezón en las encías propias de la primera dentición. Mira cómo saber si tu bebé está atravesando esta etapa, los riesgos, síntomas y soluciones para calmar el posible dolor y molestia.

¿A qué edad salen los primeros dientes de leche?

El proceso de dentición de tu bebé es particular, sin embargo, lo más común es que a los 6 meses de edad tu bebé ya tenga erupcionado su primer diente como mínimo. El proceso suele iniciar a los 3 meses, que es cuando notas que tu bebé a su boca diferentes elementos para calmar la comezón en las encías y el posible dolor.

Click to tweet: El proceso de dentición de tu bebé es particular, sin embargo, lo más común es que a los 6 meses de edad tu bebé ya tenga erupcionado su primer diente como mínimo.

Ahora, los primeros dientes que aparecen en la mayoría de los bebés son los incisivos centrales inferiores, o los que conocemos todos como los frontales inferiores. Luego de estos lo más común es que empiecen a brotar de la encía los incisivos superiores centrales y laterales, o conocidos como los cuatro frontales superiores.

Lo más seguro es que después de los primeros dos dientes el proceso de dentición se te hará más rápido, ya que luego de erupcionar los primeros dos dientes pueden tardar un mes o dos para completar los incisivos superiores e inferiores frontales y laterales (6 dientes).

Ten en cuenta que son 20 dientes de leche los que debería tener tu bebé al completar alrededor de 3 años de edad. Recuerda que en este espacio de tiempo de los 3 años puede que el orden de salida y el tiempo en el que ocurra puede varias de bebé a bebé. Consulta al odontopediatra en caso que no haya terminado de erupcionar las 20 piezas dentales a los 3 años de tu bebé.

Click to tweet: son 20 dientes de leche los que debería tener tu bebé al completar alrededor de 3 años de edad, en caso de no ser así deberías consultar al odontopediatra.

Por otro lado, una vez tu bebé tenga du primer diente debes iniciar con los cuidados de higiene bucal, pasando un dedal de higiene, gasa o cepillo dental para bebé. El uso de la pasta o crema dental con flúor debe ser avalado solo por el odontopediatra.

Síntomas de la primera dentición

Pero te preguntarás, ¿todo guagua que se lleva las cosas a la boca lo hace porque está pasando por su primera dentición? Lo mejor para aclararte este punto es mostrarte cuáles son esos síntomas adicionales que te dejarán en evidencia que tu bebé está pasando por esta etapa:

  • Salivación excesiva.
  • Muerde sus objetos personales, tu ropa y todo lo que pueda llevarse a la boca.  
  • Llanto e irritabilidad.
  • Dolor.
  • Encías inflamadas y sensibles.
  • Incremento de la temperatura corporal (no fiebre alta)
  • Alteración en el sueño.

Es importante que tengas en cuenta que no todos los bebés sufren dolor o irritabilidad en su etapa de dentición. Sin embargo, cuando se presenta suele durar unas pocas semanas. En caso que tu bebé presente fiebre alta, diarrea o irritabilidad excesiva, lo mejor es acudir al pediatra, ya que esto se puede deber a causas diferentes a la dentición.

Click to tweet: En caso que tu bebé presente fiebre alta, diarrea o irritabilidad excesiva, lo mejor es acudir al pediatra, ya que esto se puede deber a causas diferentes a la dentición.

Riesgos de la primera dentición

Ahora, debes presentar especial atención a los síntomas de tu bebé en esta etapa ya que implica algunos riesgos para su salud. Por ejemplo:

Infecciones y sarpullidos: al llevarse todo lo que se les atraviesa por el frente a su boca, tu bebé puede adquirir bacterias, polvo y otros factores que les pueden ocasionar problemas como infecciones gastrointestinales, ampollas o sarpullidos en toda al área de la boca.

Asfixia: si los objetos que se lleva a la boca tu bebé pueden ser tragados, puede ocasionarse atragantamiento y asfixia.

Daños en piezas dentales: si los objetos que tu bebé lleva a la boca no son apropiados pueden ocasionarse daño en el esmalte (cuando ya hay algún diente erupcionado), en las encías y en la ubicación dental por desplazamiento.

¿Cómo evitar la comezón que da mi guagua con los primeros dientes de leche?

La gran mayoría de los riesgos con la dentición de los bebés, se puede evitar con productos como mordedores especiales, con los que no solo se evitan problemas, sino que además se les proporciona un gran alivio.

Los especialistas en la salud infantil coinciden en que no es tan recomendable aplicar geles o tabletas para la dentición, ya que se ha demostrado que pueden tener efectos secundarios nocivos para la salud de tu bebé.

Lo más recomendable sería entonces que uses acetaminofén cuando la molestia no deje dormir a tu bebé y sea imposible aliviar su dolor por otros medios. Pero ¿cuáles son esos otros medios? Pues bien:

  • Masajes en las encías con tus dedos, utilizando preferiblemente un dedal de higiene esterilizado en cada sesión de masaje.
  • Unas bolsas de gel frío o paños de tela humedecida con hielo para que alivie el dolor e inflamación.
  • Alimentos congelados como trozos de fruta en tamaño grande que no puede tragar (recomendado para bebés que ya han iniciado su alimentación complementaria o de más de 6 meses).

 

 

¿Qué le puedo dar a mi guagua para que rasque y estimule sus encías?

Además de las anteriores soluciones para la molestia de tu bebé en su primera dentición, puedes usar galletas de dentición y mordedores. Estos elementos suelen estimular la encía para la erupción indolora y satisfactoria de los dientes de tu bebé.

La gran mayoría de estos mordedores tienen la función de frío, con solo dejarlos en el congelador un par de hora ya podrás usarlos para que tu bebé muerda, aliviando su dolor, bajando la temperatura e inflamación de las encías y quitando la picazón.

Además, cabe resaltar que los mordedores tienen materiales flexibles y vienen con figuras muy divertidas que llamarán la atención de tu bebé y los distraerán, evitando que lleven a su boca elementos que no son adecuados.

Finalmente, ya sabes que este proceso es uno más que hace parte de la infancia de tu bebé y que puede ser llevado de la mejor manera con ayudas como los mordedores, masajes y sobre todo, paciencia y amor. No olvides llevar a tu bebé con el pediatra en caso que consideres que la situación se te vuelve inmanejable; siempre es mejor contar con el consejo del especialista.

Te puede interesar: