La llegada del bebé puede cambiar la perspectiva de muchas de las cosas que pensabas, por ello, es normal que aún te preguntes ¿Cómo cambiar el pañal a un bebé?; pues, seguramente, te preocupan las dolorosas y riesgosas rozaduras.

Como te habrás dado cuenta, la cantidad de pañales y los elementos para limpiar a tu bebé no son suficientes. La verdad es que tenemos que aprender los consejos de los expertos para saber cómo hacerlo. En este contenido te vamos a explicar todo lo que tienes que saber.

El ABC para cambiar el pañal de tu guagua

Puede parecer extraño ahondar en el tema del cambio de pañal para tu guagua, pero realmente son muchos los padres y cuidadores que pueden cometer errores al hacerlo, solo por falta de conocimiento y de experiencia. Es por esto que se justifica de sobra aprender de la “A la Z” cómo cambiar el pañal a un bebé.

Todo comienza con la higiene del recién nacido, para la cual debemos disponer de los elementos de aseo especializados para su piel y proporciones. Con esto queremos decirte que hay que elegir muy bien la talla del pañal, las toallitas húmedas de bebé, y otros elementos complementarios como el talco y las cremas.

Y aunque hacemos hincapié en la higiene del recién nacido, en etapas posteriores, es decir, después de los 2 meses, es igual de importante tener los cuidados necesarios.

El pañal

Hablando de la talla del pañal para tu bebé, debes tener en cuenta que esta no sea muy grande o muy pequeña. Esto es porque si es muy pequeña podría generar marcas e irritaciones en la piel de tu bebé, además de acalorar demasiado la zona, lo cual puede provocar la propagación de bacterias en la zona del pañal.

cómo cambiar el pañal a un bebé recién nacido

Por otro lado, si eliges una talla de pañal muy grande el contenido del pañal podría desbordarse y ser un verdadero desastre para la higiene de tu bebé. ¿Cómo saber la talla o etapa del pañal? Fíjate en el peso y en la edad de tu guagua y revisa los empaques de pañales, ya que estos suelen estar clasificados por estas dos variables.

El otro aspecto a considerar en la elección de los pañales para tu bebé, es su calidad. Revisa que cuenten con las siguientes características:

Absorbentes. Los que tienen gel en el centro para retener líquidos suelen ser más efectivos para mantener a tu guagua seco por más tiempo.

Con elásticos entre piernas y cintura. Esto evita escapes y permite un ajuste efectivo y cómodo en las piernas y abdomen de tu bebé.

Material suave y natural. Puedes elegir pañales ecológicos de tela para ayudar al medio ambiente, los cuales son reutilizables y suelen ocasionar menos alergias o irritaciones. Si eliges los desechables deberías cuidar que sean de materiales naturales como el algodón.

Cintas adhesivas o velcros. Tanto pañales ecológicos de tela como los desechables deberían darte la opción que quitar, poner y ajustar el ancho de la cintura. En el caso de los de tela, ya existen en el mercado unos diseños con cintas de velcro, que cumplen la misma funcionalidad de las cintas adhesivas de los pañales de tela.

Las toallitas

Al igual que pasa con los pañales, debes cuidar la calidad de las toallitas húmedas de bebé. Lo mejor es siempre elegir las toallitas hipoalergénicas, las cuales están libres de aditivos químicos y suelen estar hechas con materiales 100% naturales como el algodón.

Verás, los problemas de irritación y alergia que ocurren a causa del uso de toallitas húmedas, están asociados con la mala calidad de sus materiales y componentes. ¿Por qué? Porque los perfumes y productos adicionales como alcohol y otros de su tipo, son tóxicos, incluso para el uso de adultos.

Es por esto que siempre debes elegir toallitas húmedas con ingredientes naturales como agua pura y hasta el 0.1% de extractos naturales, como el de granada y otras frutas que funcionan como acondicionador para la delicada piel del bebé.

En lo posible, elige toallitas que sean testeadas y comprobadas científicamente, además de una marca reconocida, como es el caso de las Water Wipes, las cuales son las únicas avaladas por la Allergy UK y por The National Eczema Association of America.

Talcos y cremas

El uso de talcos debe ser muy limitado, de hecho, el único medianamente recomendado por pediatras para evitar rozaduras es el que está compuesto por almidón de maíz. Sin embargo, a modo general, los pediatras no recomiendan el uso de talco por los riesgos que representan de tapar los poros, producir alergias respiratorias, asfixia y afecciones graves en las niñas como vulvovaginitis.

Mientras tanto, el uso de la crema para coceduras puede ser mejor asimilado por tu bebé, siempre que en cada cambio de pañal limpies muy bien los genitales y toda la zona del pañal en el cuerpo de tu bebé.

De no hacerlo, podrías lograr todo lo contrario a curar o prevenir rozaduras, pues los residuos no retirados, en conjunto con la capa densa que forma la crema sobre la piel de tu bebé, serían desencadenantes de alergias, irritaciones, quemaduras y hasta infecciones.

Aprende cómo cambiar el pañal a un bebé y evitar rozaduras

Ahora, además de los elementos de limpieza ideales para el cambio de pañal, debes aprender algunos tips con los que aprenderás cómo cambiar el pañal a un bebé con el mínimo riesgo de rozaduras. Desde los movimientos para limpiarlo, hasta el momento oportuno para el cambio de pañal están involucrados.

cómo cambiar el pañal a un bebé cuidados básicos

Lava con agua y jabón

Los pediatras coinciden en alentar a los padres a lavar el área del pañal con agua fría y jabón de PH neutro, cada vez que sea posible, siendo esta la manera más efectiva de retirar impurezas y tonificar la piel de tu guagua. Por supuesto, sabemos que si estás fuera de casa con tu guagua o en las noches, lo más conveniente sería recurrir a las toallitas húmedas de bebé.

La técnica

¡Sí! Hay una técnica especial y consiste en empezar limpiando de adelante hacia atrás, o de los genitales hacia las nalgas de tu guagua. Hazlo de manera suave y firme, teniendo especial cuidado en el caso de las niñas, ya que, además, deberás separar suavemente los labios vaginales para eliminar cualquier impureza que pueda quedar allí y ocasionar infecciones.

No uses crema

Los pediatras y matronas coinciden en afirmar que la crema para rozaduras no sea hace necesaria siempre que limpies bien el área del pañal de tu guagua. Resérvala solo para cuando ya haya presencia de irritación.

La hora del cambio de pañal

Este tip es muy importante y consiste en cambiar a tu bebé tan pronto su pañal está mojado o sucio. Entre menos contacto tenga su piel con la orina y heces, menor será el riesgo de rozaduras. Presta especial atención al momento después de alimentarlo, ya que justo cuando lactan, o unos minutos después de ello, acostumbran a hacer sus evacuaciones.

Ten presentes estos consejos de expertos y recuerda que el cambio de pañal puede ser sencillo una vez consigues que estas indicaciones se conviertan en una rutina. Pronto tu bebé ya estará aprendiendo a ir a su bacinica y la idea es que el camino hacia este gran paso sea seguro y sin complicaciones.

Te puede interesar:

¿Cómo Elegir las Mejores Toallitas Húmedas Para Bebé?

La Importancia de Utilizar Toallitas Hipoalergénicas en tu Guagua

Limpieza del Bebé con Toallitas Húmedas. ¿Es conveniente?

CTA -01