Uno de los inconvenientes en los que te puedes encontrar como madre lactante es el de fisuras o grietas en los pezones. Por ello, queremos aclararte cuáles son realmente las causas, cómo curar el pezón agrietado con remedios naturales y te explicamos algunas soluciones para que no sufras por ello, y puedas continuar con la alimentación por leche materna a tu bebé.

¿La lactancia es la causa de pezón agrietado?

Contrario a lo que muchos creen la lactancia no es lo que ocasiona en sí las grietas en los pezones. La verdad es que la técnica de la succión en cuanto a la posición del bebé y a la estimulación del flujo de la leche pueden ocasionar las lesiones en los pezones de la madre.

Verás, resulta que si el bebé no es colocado por la madre de manera que pueda introducir el pezón hasta que la punta de su nariz toque contra el pecho de la madre, terminará por hacer presión y fricción justo en la dentro del pezón. Con ello, se genera ampollas y grietas que terminan convirtiendo el proceso de amamantar en algo doloroso para la madre.

Del mismo modo, el bebé se verá afectado por no poder extraer como debe ser su leche y es posible que termine desistiendo de tomar su leche materna.

Para evitar todas estas consecuencias lo mejor será evitar las causas, cuidar los senos con la higiene e hidratación de los pezones, y curar cuanto antes las heridas ya adquiridas.

Remedios naturales para combatir el dolor y sangrado del pezón agrietado

Ya sabiendo que las causas de las grietas en los pezones no son propias de la lactancia y que su verdadera causa es una mala colocación del bebé y un agarre incorrecto del seno, puedes saber que tiene solución.

En el caso en el que ya se hayas padecido este problema por falta de experiencia, ¡tampoco debes preocuparte! Puedes curar los pezones con remedios naturales que son efectivos y sencillos para continuar amamantando tu guagua sin dolor o incomodidad. Algunos remedios y ayudas son:

  • Cubre tus pezones con un poco de leche materna (pasa los dedos muy limpios)después de cada toma. Esta tiene propiedades cicatrizantes y desinfectantes.
  • Las compresas con aloe te ayudan a hidratar el área y evitar las fisuras, mientras que el agua de caléndula evita infecciones y ayuda a cicatrizar la herida abierta.
  • Las Compresas de gel bioactivo de Multi-Mam las encuentras en el mercado ya listas para colocar en el área de los pezones y son recomendadas para la prevención de infecciones, sanación y calmar el dolor, y de igual modo son una alternativa natural.
  • La lanolina y el aceite de oliva son recomendados para hidratar y aliviar el área de las grietas. De hecho pueden usarse después de curarte para proporcionar elasticidad a la piel evitando que aparezcan nuevamente grietas.
  • Masajea y usa compresas o almohadillas de gel para dar calor al pecho antes de lactar. Esto facilita la extracción por tu bebé y minimiza la presión en el área.
  • Las pezoneras de silicona son una ayuda complementaria para curar tus pezones, ya que evitan el contacto directo del bebé, evitando el dolor por la presión y fricción directa de sus encías y lengua. Incluso los puedes seguir usando cuando ya estés curada, para evitar que tu bebé te haga daño cuando ya tenga su primer diente.

Ahora, recuerda que los remedios son efectivos siempre que lleves la correcta higiene al aplicarlos, no querrás que las fisuras se infecten y ocasionemos un impedimento real para la lactancia. Del mismo modo, recuerda retirar muy bien los productos o remedios con agua tibia y gasa para evitar que el bebé los ingiera.

Como curar el pezón agrietado con cremas

Ahora, debes saber que en el mercado existen diferentes fórmulas en cremas con ingredientes naturales como la lanolina. Estas ya se encuentran preparadas en las proporciones de elementos adecuadas para que solo tengas que aplicarlas directamente sobre los pezones.

El uso correcto de la crema sería aplicarlo directamente sobre los pezones, aun cuando no haya heridas para la prevención de estas. Muchas de estas fórmulas de cremas con lanolina indican que no es necesario lavar los pezones antes de poner al bebé a lactar, ya que sus ingredientes son totalmente naturales e inofensivos.

Por otro lado, gracias a la composición natural suelen no tener contraindicaciones como reacciones alérgicas para la madre, o sabores y olores que puedan generar repulsión del bebé hacia el pecho.  

¿Es conveniente dejar de lactar a mi guagua?

Nunca es recomendable dejar de lactar a tu guagua salvo que haya un riesgo inminente de contagio de virus por la leche, heridas infectadas en el pecho de la madre o enfermedades como la mastitis, o que en cualquier caso el pediatra lo aconseje por el bienestar de la madre y/o del bebé.

En tu caso que posiblemente solo se deba a las grietas de los pezones (descartando heridas infectadas) tienes varias alternativas como las que te mencionamos. Y en el último de los casos, en el que te sea difícil soportar el dolor o ardor, podrás recurrir a un sacaleches para extraer la leche más cómodamente y suministrarla a tu guagua con su mamadera.

Recuerda que por fortuna en esta nueva generación de madres existen muchas ayudas que proporciona el mercado para que evites a toda costa dejar de lactar a tu bebé. En este caso, de las heridas en los pezones, pueden ser solucionadas rápida y efectivamente con la ayuda de cremas, remedios naturales, pezoneras, compresas de gel para frío/calor y masajes estimulantes.

Te puede interesar: