De los cuidados después del parto depende en gran parte tu salud futura. El traumatismo físico que sufre el cuerpo durante el parto, todo el cambio hormonal y el desplazamiento que los órganos tuvieron que hacer para alojar a tu guagua en el vientre, necesitan atención para volver a la normalidad. 

Te explicamos más sobre los cambios que se producen tras el parto y los cuidados especiales que debes tener para que tu cuerpo se recupere y vuelvas a tu vida normal, claro está, ahora con la compañía de tu guagua. 

El parto y los cambios que produce en el cuerpo

Como ya lo debes haber experimentado, tu cuerpo sufrió un aumento de peso por la presencia de tu bebé en el vientre, junto al líquido amniótico que lo protegió en el útero. Además, todos los órganos internos se desplazaron para dar cabida a tu bebé y se generó un cambio hormonal.

Todos estos cambios físicos, orgánicos y hormonales, tienen que volver a la normalidad ahora que tu bebé ya está fuera de tu vientre. Pero, como es de esperarse, esto lleva un tiempo y requiere de algunos especiales cuidados después del parto

Verás, el tiempo del puerperio o del postparto, puede tardar de 40 a 45 días y este es crucial para superar las posibles marcas que dejó el parto en tu salud física y emocional. 

Cuidar la herida, si es que el parto fue por cesárea, con episiotomía o desgarro perineal; alimentarte bien; ayudar a que el útero recupere su tamaño normal; fortalecer el suelo pélvico que queda tan débil; y superar la tristeza que genera el cambio hormonal, es muy importante para continuar una vida saludable.


Los Cuidados después del parto que debes llevar a cabo 

Como te mencionamos anteriormente, los cuidados después del parto son a nivel físico y emocional, debido a que los cambios sufridos durante el parto han sido en los dos ámbitos. En seguida te contamos cómo cuidarte para recuperar la normalidad y evitar complicaciones de salud, ahora que tu bebé está fuera del vientre.

cuidados después del parto mamá feliz dada de alta

Higiene y baño

Es común que inmediatamente después del parto lo primero que queramos hacer es bañarnos para retirar de nuestro cuerpo todos los líquidos perdidos. Sin embargo, el proceso de baño y de higiene debe hacerse con atención; sobre todo si tuviste una cesárea o te tomaron puntos en la zona vaginal por episiotomía o desgarro perineal. 

En el caso de la cesárea. Debes realizar la rutina de limpieza de acuerdo a las indicaciones del médico. Generalmente, lo recomendado es lavar la herida con agua y jabón, enjuagar con abundante agua y secar con una gasa antiséptica dando pequeños golpecitos. 

De ser posible, dejar al aire la herida unos minutos antes de vestirte. Esto ayudará a mantener seca la herida y a su cicatrización. Recuerda lavar la herida suavemente y no realizar esfuerzos para evitar que los puntos se suelten o inflamen. 

En el caso de parto normal. El baño sería como de costumbre, teniendo especial cuidado con las heridas por episiotomía o desgarro perineal, sobre las cuales también hay puntos, pero en la zona vaginal. En esto casos, la higiene puede significar incomodidad y dolor, al ser una zona de difícil acceso, más cuando tu cuerpo está adolorido. 

Lo ideal es limpiar con agua abundante, lavar con jabón de PH neutro, enjuagar muy bien y secar suavemente, dando golpecitos con una gasa. Es muy importante que, si hay herida en la zona vaginal, te asegures de retirar las impurezas muy bien y delicadamente, ya que hay un alto riesgo de infecciones y rupturas de los puntos en esta zona. 

Para evitar contratiempos y hacer la higiene más efectiva, te recomendamos usar la botella postparto perineal, la cual tiene un diseño ergonómico y un aplicador preciso con el que podrás lanzar chorros de agua dentro del canal vaginal; removiendo impurezas efectivamente, sin dolor, y reduciendo al máximo el riesgo de dañar lo puntos por fricción en el lavado. 

La botella postparto también puede ser usada por las madres que han tenido cesárea e, incluso, después de estar recuperadas, ya que sigue siendo más efectiva y práctica para la limpieza de tu zona genital. 

Alimentación

Una alimentación balanceada, con ingesta de abundante agua y líquidos naturales, como jugos e infusiones, podría ayudarte a combatir el estreñimiento común en el postparto; y a hacer que tus evacuaciones sean más sencillas y menos dolorosas. Recuerda evitar grasas, condimentos, exceso de sal y azúcar, así como la cafeína y bebidas gaseosas. 

Loquios y sangrado vaginal

El sangrado después del parto suele acompañarse de coágulos de sangre y puede durar más de un mes, en promedio 6 semanas. Para contenerlo, debes usar toallas de maternidad o postparto. No uses tampones ni copa menstrual hasta que tu médico te lo indique. 

La inflamación del vientre

El útero debe iniciar un proceso de encogimiento hasta recuperar el tamaño previo al embarazo. Justo en este proceso te será de gran utilidad la lactancia, pues con esta se ayuda a reducir las contracciones del útero (dolor) y a recuperar el tamaño normal de este órgano. 

Actividad física

El ejercicio y esfuerzo físico debe ser limitado hasta que el médico te lo indique, lo cual puede tardar por lo menos el tiempo del puerperio o postparto (40 a 45 días). En el caso de las madres que tuvieron una cesárea puede durar algo más. Es importante que las tareas de la casa y todo esfuerzo sea evitado, por lo que necesitarás apoyo de tu pareja, de algún familiar o de una persona encargada de ello. 

Sin embargo, una vez tu médico te lo indique, podrías empezar por realizar ejercicios de Kegel. Los cuales son efectivos para tonificar los músculos del suelo pélvico y para contrarrestar la incontinencia urinaria y fecal, que se origina por el esfuerzo realizado en esta zona durante el embarazo y el parto. 

La lactancia

Haz masajes en tus pechos para evitar la congestión en esta zona y opta por una lactancia exclusiva para tu bebé, ya que esto además de nutrirlo y entregarle defensas, te ayudará a acelerar el proceso de recuperación y a evitar que se generen grumos en las vías mamarias de los pechos; reduciendo dolor y evitando problemas graves como la mastitis. 

La actividad sexual

Las relaciones coitales deben postergarse hasta después de varias semanas del parto, ya que no estás física ni emocionalmente lista para reanudarla. Menos si has pasado por una cesárea o si tienes una sutura en la zona vaginal. Generalmente, se deben esperar varios meses para poder reanudarla, pero lo mejor es preguntar a tu médico.

Mientras tanto, podrías ir revisando un método anticonceptivo con tu médico para cuando sea tiempo de retomar la actividad sexual, si es que no quieres quedar embarazada de nuevo. Por otro lado, ten en cuenta que la lactancia materna exclusiva durante los 6 meses puede ser efectiva para evitar un embarazo, siempre que sea continua y cuando tu bebé solo tome tu leche del pecho. 

Tu recuperación emocional

Los primeros días te sentirás algo triste y agobiada, pero al pasar de los días te irás sintiendo mejor, a medida que las hormonas se vayan normalizando en tu cuerpo. Para ayudarte, es importante dedicar algunos minutos a hacer algo que te guste, pero, por supuesto, que no sea riesgoso para tu salud. 

cuidados después del parto mamá

Por ejemplo, escuchar música, leer o ver algún programa de televisión que te interese. Hablar con amigos y familiares también será bueno. Asimismo, compartir con mujeres que pasen por el mismo momento de maternidad te hará bien. 

Para esto el uso de internet es muy buena herramienta, ya que la comunicación por grupos o foros no representa ningún riesgo, ya que no tendrás que salir de tu casa justo en esta etapa que estás tan débil. 

No olvides aprovechar el tiempo de sueño de tu bebé para dormir y tratar de descansar lo mejor que puedas. Ten en cuenta que con el sueño tu cerebro regenera células, lo que te hará sentir mucho mejor. 


Conclusiones

Durante el embarazo y luego del parto tu estado físico y emocional sufre cambios que necesitan de cuidados para retomar la normalidad. Aplica los consejos que te mencionamos para proteger las heridas postparto, alimentarte adecuadamente, mantener la higiene de tu zona íntima y retomar la actividad física y sexual, con el fin de recuperar el equilibrio de tu cuerpo y mente.

Te puede interesar: 

Lactancia materna exclusiva. ¿Cómo hacer que sea una etapa maravillosa?

¿Qué es el Desgarro Perineal y Cómo Tratarlo?

¿Para Qué Sirven Los Ejercicios de Kegel Para Mujeres?

papillas para bebé