Probablemente nunca has mirado al espejo y pensado, “vaya, mi piso pélvico se ver increíble hoy,” de la misma forma en que podrías admirar unos brazos tonificados o abdominales. Pero cuando entrenas y fortaleces estos músculos ocultos, obtendrás beneficios que sentirás a diario. Cuidarlo es la clave para un núcleo más fuerte, mejor sexo, y no tener miedo de estornudar (tan solo pregunta a cualquier mujer embarazada o mamá reciente – no es broma).

¿Qué es el piso pélvico?

El piso pélvico es una capa de músculos que descansa como una hamaca entre el coxis y el hueso púbico, soportando y sosteniendo todos tus órganos centrales en posición. Ellos juegan un rol importante en la estabilidad central, el control de la vejiga e incluso en el sexo. Usas estos músculos para evitar orinarte cuando te ríes realmente fuerte o dejar escapar un gas cuando estás en una cita (¡una muy buena razón para no ignorar estos músculos!)

¿Por qué ejercitar tu piso pélvico?

Los problemas de piso pélvico son sorprendentemente comunes, afectando a una de cada tres mujeres, y hasta un 70% de mujeres embarazadas y madres recientes. Un piso pélvico débil pues ser resultado de la genética, de deportes de alto impacto, del envejecimiento, del embarazo o de dar a luz. Esto puede llevar a problemas de control de la vejiga, dolor en la espalda baja, mala postura y, en casos más avanzados, prolapso de órganos. ¡Auch! Pero, si tomas adecuado cuidado de tu piso pélvico, puedes ver todo tipo de beneficios, incluyendo mejor control de la vejiga, recuperación posnatal y orgasmos más fuertes (¡sí, leíste eso correctamente!).

¿Cómo ejercitas el piso pélvico?

Primero, necesitas encontrar tu piso pélvico. Haz como que intentaras detener tu orina a la mitad del flujo. ¿Lo sientes? Eso es tu piso pélvico trabajando. Contrae y levanta tus músculos de piso pélvico. Sostén esta posición por cinco segundos, luego relaja por cinco segundos. ¡Ahí lo tienes, haz hecho tu primer ejercicio de piso pélvico!

Los ejercicios de piso pélvico necesitan hacerse regularmente y correctamente para ser efectivos, pero es difícil trabajar un grupo de músculos que no puedes ver y mantenerse motivada. Aquí es donde Elvie Trainer entra en acción. Diseñado para ser entretenido, desafiante y motivacional, Elvie Trainer te ayuda a sacar el máximo provecho de tus ejercicios de piso pélvico mediante la visualización del movimiento de tus músculos en una aplicación en tu smartphone y dando seguimiento a tu progreso en el tiempo.

Así que antes de correr al gimnasio y rogar por ayuda a alguien que se ve como un entrenador personal, quédate tranquila que sólo toma rutinas diarias de cinco minutos (¡desde tu sofá!) con Elvie Trainer para ver beneficios sorprendentes.