Sabemos que una de las dudas que toda mamá enfrenta es ¿Qué tipo de mamaderas comprar al bebé? Y es que hay tantas, de innumerables formas, colores, tipos y tamaños que, muchas veces, parece imposible seleccionar la ideal. Pues, para ayudarte con ello, te enseñamos qué son las mamaderas anticólicos y las regulares, sus diferencias y cuál es la que más conviene a tu guagua.

Entre el 10 y el 40% de los bebés recién nacidos suelen experimentar una patología conocida como cólicos. Lo que sucede en el organismo de los pequeños que la padecen es que, después de alimentarse con mamaderas,  se acumula una cierta cantidad de aire en el estómago que les causa pequeñas contracciones en el mismo.

Esto puede deberse principalmente al uso de biberones inadecuados, que permiten la entrada de demasiado aire al momento de succionar, aunque en otras ocasiones, también se debe a que el bebé no ha adoptado una postura correcta.

Si ya te has asegurado que el bebé está succionando con una postura de entre 120 y 180 grados y tu bebé continúa con cólicos, lo que puedes hacer es buscar reemplazar su biberón habitual por uno anticólicos.

¿Qué son las mamaderas anticólicos?

Las mamaderas anticólicos son biberones con tetinas adaptadas que permiten que el aire entre conforme el bebé succiona. El secreto de estos biberones contra cólicos, se encuentra precisamente en la cánula, que regula el ritmo de salida del líquido y la entrada de aire, lo que disminuye el esfuerzo que el bebé invierte en succionar.

Esto evita que el bebé cree vacíos que incrementan el aire en el estómago  y que se traduce en espasmos en la zona abdominal, mejor conocidos como cólicos.

Diferencia entre mamaderas anticólicos y regulares

Si tu guagua no padece ningún tipo de molestia al alimentarse con su biberón original, bien puedes seguir utilizando las mamaderas regulares y evitar las anticólicos.

Pero… ¿Cuáles son las grandes diferencias entre estos dos tipos de mamaderas?

  • Las mamaderas anticólicos evitan los espasmos abdominales que tu bebé sufre por exceso de aire en su estómago, las regulares no. Al contrario, contribuyen al desarrollo de los cólicos
  • Las mamaderas anticólicos suelen ser de etapas tempranas, es decir entre la etapa de recién nacido y 2 meses.
  • Son de precios más elevados que las mamaderas regulares.
  • Las tetinas de las mamaderas anticólicos pueden tener  2 o un orificio, mientras que las regulares siempre tienen solamente uno.
  • Las mamaderas anticólicos tienen un diseño de válvulas especiales, el cual dificulta la limpieza del biberón. Por lo mismo hay que estar muy atentos con estos modelos para evitar que queden restos de leche nocivos para la salud de tu bebé.

¿Qué mamadera me conviene elegir?

Alimentar a tu bebé y elegir los mejores implementos para ello, debe ser una elección que no debe tomarse a la ligera.

Toma en cuenta que, si no eliges uno con las características apropiadas para tu guagua, podría causarle cólicos por la succión del aire que se cuela entre los labios y la mamadera, ser incómodo, o bien hasta molesto para el bebé.

Es normal que, al observar el sinfín de opciones que se encuentran en las tiendas de bebés, internet y las farmacias, como mamá, te puedas sentir abrumada al momento de elegir el que creas será el mejor. ¡No desesperes! Es normal.

Si no sabes cuál elegir o aún no detectas con cuál se siente cómodo tu guagua, te recomendamos inclinar tus preferencias por los biberones anticólicos. Conforme pase el tiempo, irás encontrando la mejor opción de tetina y biberón para tu bebé.

Recomendaciones para elegir una mamadera adecuada para mi guagua

Recuerda que, además del tipo de mamadera, anticólicos o regular, también existen otros elementos que debes tomar en cuenta al momento de elegir la mamadera ideal para tu guagua.

Antes de adquirir alguna verifica:

 

  • La edad de tu bebé y la capacidad del biberón

 

De acuerdo a la edad de tu guagua, debes elegir la capacidad de la mamadera, recuerda que existen capacidades desde los 60 ml (Recomendadas para recién nacidos) hasta los 375 ML (Aptas para bebés mayores de 6 meses).

De igual modo, ten presente que durante los primeros días de nacido tu bebé puede necesitar especialmente una mamadera anti-cólico, ya que al no tener dominada la técnica de succión corren mayor riesgo de llenarse de aire en cada toma, generando así los incómodos cólicos.

 

  • Elige el material de la tetina

 

Ésta dependerá del tipo de material que tú guagua acepte (látex o silicona) y la usabilidad de la misma, como ya lo mencionamos anteriormente, si decides que será anticólicos, la tetina debe ser de látex y encontrarse ya perforada.

 

  • Forma  y color de la mamadera

 

Aunque pudiera parecer que la forma de la mamadera no influye en la alimentación del bebé, te sorprenderá saber que no es así. La forma de la mamadera e incluso el color de la misma, puede influir en el acto alimenticio.

¿Por qué sucede esto?

Simple, si tu bebé ya está en etapa de tomar su biberón por sí mismo, le serán más cómodas las mamaderas  con agarraderas o las que tienen antiderrapante o forma de 8. Ya que ello le permitirá tener un mejor agarre y podrá alimentarse de mejor forma.

Cómo en los adultos, tener una visión de lo que uno va a ingerir, influye en muchas ocasiones en el apetito, por lo que, las mamaderas transparentes suelen ser más “antojables” para tu guagua.

¡No! La mamadera no debe ser un accesorio más en la habitación del bebé. Así como el sacaleches si no puedes amamantarlo directamente, el tipo de ropa que le pones, las toallitas que usa o bien, hasta el material de sus frazadas deben ser seleccionados cuidadosamente.

Toma en cuenta que, cualquier elemento que irrite o cause molestias en tu guagua, debe ser sustituido o desechado. Así que ¡Ojo con las mamaderas que eliges!

Te puede interesar: