¿El período menstrual opaca tus días? ¿A veces te parece imposible dejar de sentirte así? Los cólicos, los cambios de humor, el miedo a que el flujo menstrual traspase tu ropa y la limitación que a veces esto significa para tus actividades diarias, puede que no te dejen tranquila.

Sin embargo, acabar con este problema es posible. La menstruación ha dejado de ser el monstruo del cuento para muchas mujeres, gracias a diferentes herramientas y técnicas que les han permitido pasar estos días con total normalidad. ¿Quieres que te contemos cómo cambiar tu manera de vivir la menstruación? ¡Mira!

El incómodo período menstrual

¿Aun te resulta incómodo el período menstrual? Pues no eres la única, son muchas las mujeres que todavía no disfrutan este ciclo, a pesar de que hoy en día existen una serie de herramientas que alivian los molestos cólicos y hasta la manera de retención del sangrado.

Ahora, aunque es verdad que en muchas mujeres no se manifiestan los molestos síntomas del ciclo menstrual, lo cierto es que nada más la higiene y la parte sanitaria son una molestia.

Para empezar, hablemos de la razón por la que la menstruación puede llegar a presentar tantos inconvenientes, como los cólicos, la irritabilidad en los senos, la inflamación en la parte abdominal y los cambios de humor.

Estos síntomas en tu cuerpo ocurren como consecuencia del cambio hormonal que atraviesa la mujer en su etapa más fértil del ciclo menstrual. Es decir, cuando el óvulo hace su recorrido desde las trompas de Falopio hacia el útero, esperando ser fecundado para dar lugar a un posible embarazo.

En este proceso, la progesterona y el estrógeno (hormonas femeninas) hacen que el útero se expande, a causa del recubrimiento o tejido interno que se prepara para alojar a un posible óvulo fecundado en su interior.

Al no haber óvulo fecundado, el tejido o recubrimiento uterino se libera como el conocido sangrado menstrual y, a su paso, puede desencadenar los síntomas comunes del período, como dolor en los senos, dolor de cabeza y cambios de humor.

Las opciones de retención de flujo menstrual

período menstrual elementos higiene

 

Ahora, además de los síntomas menstruales y premenstruales (presentados unos días antes de la menstruación), están las cuestiones de higiene necesarias para mantener tu zona íntima limpia y seca; así como las precauciones que deben tomarse para evitar a toda costa los derrames que pueden manchar tu ropa.

Pues bien, es aquí donde realmente debes considerar el estilo de vida que llevas y elegir los elementos disponibles para la retención del sangrado menstrual que mejor se adapten a ti.

Las toallas higiénicas

Por ejemplo, para una niña de 12 años que recién inicia sus primeros períodos menstruales, o para una mujer llegando a la etapa de la menopausia, la mejor opción podría ser la toalla higiénica. Esto es porque las toallas suelen ser más fáciles y menos invasivas de usar.

Sin embargo, ten presente que las toallas higiénicas deben cambiarse cada 4 horas, por lo menos. Asimismo, debes considerar que los componentes y materiales con las que se fabrican facilitan la propagación de bacterias, infecciones y alergias en la zona íntima; y que suelen ser poco discretas.

Los tampones

La segunda opción más reconocida por todas son los tampones. Aunque pueden ser más invasivos y difíciles de colocar en un comienzo, son muy discretos y te dan la libertad de movimiento que las toallas higiénicas no logran entregarte.

Ahora, con los tampones también se pueden presentar riesgos de salud, principalmente por los materiales con los que están elaborados y por no cambiarlos con la frecuencia adecuada.

Uno de los problemas graves asociados a su uso es el síndrome de shock tóxico, una infección que puede llegar a ocasionar amputaciones y hasta la muerte, si no se le presta atención a los síntomas de esta patología, tales como salpullido en las plantas de los pies y manos; fiebre y vómito.

Copa menstrual

La copa menstrual es uno de los elementos para la retención del flujo menstrual que está cambiando la vida de mujeres de todas las edades en el mundo. Este contenedor del flujo menstrual tiene una forma cónica, ergonómica y efectiva para almacenar el sangrado por hasta 12 horas.

De entrada las copas te pueden resultar muy atractivas, ¿verdad?, pues hay más. Las copas de silicona son seguras de usar, ya que, aunque tienen que introducirse en tu canal vaginal al igual que un tampón, su material es hipoalergénico, libre de tóxicos y biocompatible. Razón por la cual es el elemento que menos riesgo de infecciones vaginales presenta.

Claro está, esta efectividad y seguridad higiénica de la copa vaginal requiere de un cuidado mínimo, que consiste en esterilizarla muy bien después y antes de su uso en cada ciclo menstrual.

Ahora, su uso diario se limita a vaciarla cada 8 o 12 horas, lavarla con agua limpia y jabón y volverla a colocar. Siempre que te la pongas correctamente (lo cual resultará más sencillo después de la primera vez), será imperceptible, tanto para ti, como para los demás.

Y ni hablar de los beneficios ecológicos para el planeta y los económicos para tu bolsillo. La copa menstrual puede durarte varios años, por lo cual, la inversión que tienes que hacer no se compara con toda el gasto que tendrás en tampones y toallas en un solo año; además del daño ambiental que implican sus desechos.

Así que, como verás, las copas silicona se convierten en el aliado que toda mujer desearía tener en la menstruación. Correr, bailar, nadar y hacer tus deportes, por más extremos que sean, será posible, ya que contarás con la comodidad de los días en los que no estás menstruando.

Por otro lado, hoy en día encontrar donde comprar la copa menstrual es más sencillo que hace algunos años. En sacaleches.cl, por ejemplo, encuentras la copa menstrual Perigenic, reconocida dentro de nuestro catálogo por contar con todas las certificaciones de calidad, diseño anatómico y reconocimiento en el mercado.

¿Cómo combatimos los cólicos?

período menstrual bolsa de agua caliente

Ya solucionado el tema de la retención del flujo vaginal, vamos a ayudarte con otra de las preocupaciones que la mayoría de las mujeres presentan: los cólicos. Aplica estas recomendaciones para controlarlos:

  • ¡No dejes de realizar tus actividades físicas! El ejercicio reduce el dolor y ayuda a mantener un buen estado de ánimo, porque libera endorfinas
  • Ponte compresas de calor en el vientre bajo y en la espalda
  • La ducha con agua caliente o la inmersión en la tina ayudan
  • El orgasmo también alivia los cólicos, ¡así es! Recuerda que no necesariamente hay que tener relaciones coitales para lograrlo
  • El uso de anticonceptivos hormonales (pastillas, implantes subdérmicos, parches, etc.) disminuyen la intensidad del dolor

Los analgésicos como el ibuprofeno y el acetaminofén suelen ser muy útiles a la hora de aliviar el dolor por cólicos intensos. No deberían usarse continuamente y, en todo caso, siempre bajo la observación médica.

Calculando las fechas de ovulación y menstruación

Como ya te explicamos al inicio, la ovulación está estrechamente ligada al período menstrual. Verás, la ovulación tiene lugar cada 4 o 5 semanas, de manera regular, aunque en mujeres irregulares puede manifestarse con mayor o menor espacio de tiempo.

Conocer y calcular las fechas de tu ciclo menstrual y de la ovulación te ayudarán no solo a saber si eres regular o irregular, también te dará un mayor control sobre tu cuerpo y los días en los que eres más fértil o infértil.

De este modo, no solo podrás detectar a tiempo posibles problemas en tu salud, relacionados con la irregularidad en el período, sino que además sabrás en qué días tienes mayores y menores posibilidades de quedar embarazada.

De hecho, el cálculo de los días fértiles tiene más del 99% de efectividad, lo cual lo convierte en un método de planificación tan confiable como lo son las pastillas o implantes subdérmicos.

Para calcular el periodo de ovulación o la etapa fértil debes:

  • Llevar en un calendario las fechas del primer y último día de tu menstruación o sangrado. Haz esto al menos por 6 períodos o meses
  • Suma 14 días al primer día de tu siguiente menstruación proyectada
  • A ese día o fecha que te da como resultado réstale 3 días y súmale 4 días. Estas 7 fechas o días comprenden tu ciclo de ovulación

Conclusiones

El período menstrual con todos sus síntomas es algo natural, sin embargo, gracias a las herramientas como la copa menstrual y los consejos sobre cómo aliviar los cólicos, hoy puedes hacer que este proceso sea lo más cómodo y normal para ti.

No olvides que a través del conocimiento de tu ciclo menstrual descubres tu cuerpo, planificas o previenes un embarazo y puedes identificar posibles patologías. Siempre habla con tu médico si encuentras molestias o si tienes dudas sobre tu período menstrual.

Te puede interesar:

¿Cómo Calcular mis Días Fértiles?

¿Qué es la Copa Menstrual? Beneficios Ecológicos y Económicos

Enfrenta la infección vaginal sin pena y de la mejor forma

CTA-02 Mamá primeriza